¿Por qué Eduardo Manostijeras sigue siendo y siempre será el mejor cuento de Navidad?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Eduardo Manostijeras

Este año se cumple el 25 aniversario del nacimiento de Eduardo Manostijeras. La genial película de Tim Burton se ha consolidado como uno de las grandes películas de la historia y continúa siendo todo un clásico en las fechas que se acercan.

La Navidad ha llegado y es el momento de ponernos nostálgicos. La manta, el chocolate caliente y las películas navideñas son una tradición imposible de no cumplir durante el frío diciembre.

Eduardo Manostijeras es una de esas producciones que nunca falta en navidades. Muchísimos directores han intentado plasmar en sus películas el espíritu navideño, pero me atrevería a decir que nadie lo ha conseguido como Burton. El genial director dio vida a una obra maestra que incluso hoy sigue de moda.

Hoy os contamos las razones por las que esta entrañable historia sigue siendo la mejor manera de celebrar la Navidad. Atentos porque después de leer este post tendréis todavía más ganas de volver a verla.

Una pareja de actores única

El dúo formado por Johnny Depp y Winona Ryder se convirtió en el gran atractivo de Eduardo Manostijeras. Los dos actores se enamoraron en gran pantalla, pero también fuera de ella. Ambos se convirtieron en una de las parejas más populares de los noventa y marcaron tendencia con su peculiar estilo.

En la película supieron transmitir la ternura requerida. No nos engañemos, todos lloramos con su amarga despedida. Pocas veces se ha repetido en la historia del cine una pareja con tanto feeling.

Kim y Edward

Supo conquistar nuestro corazón

Si nos piden que describamos Eduardo Manostijeras con una sola palabra, esa sería conmovedora. La obra maestra de Burton consiguió trasladar a la ficción uno de los principales miedos de la raza humana: la soledad.

El protagonista suponía el más fiel retrato de un chico tan rarito como adorable. La genialidad de Burton combinó a la perfección con un Johnny Depp brillante que comenzaba a despuntar.

Magia desde la primera hasta la última escena

Todos vivimos de primera mano el proceso de aceptación por el que pasó el protagonista. Su apariencia causó hostilidad entre un vecindario que le aceptó mientras pudo sacar provecho de él. Al final, todos acabaron demostrando seguirían juzgándole por su rareza.

La verdadera magia está en sus manos, en su capacidad de realizar con ellas cosas maravillosas sin poder hacer lo que más desea: algo tan simple como abrazar a Kim.

Eduardo Manostijeras vecina

Una banda sonora inolvidable

La película, como hemos dicho, es pura magia. Su argumento es mágico de por sí, pero todo queda acentuado por una maravillosa banda sonora que continúa emocionándonos 25 años después.

Ice Dance acompaña a uno de los momentos más inolvidables de la historia de cine. El baile de Winona Ryder bajo los copos de nieve sigue siendo a día de hoy una de las mejores escenas que recuerdo.

Debemos reconocer que las bandas sonoras son un complemento fundamental que puede convertir una secuencia emotiva en una que nos toque el corazón. En el caso de Eduardo Manostijeras, calidad y notas musicales se unen para conseguir un resultado inmejorable.

Archivado en Johnny Depp, Tim Burton
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion