Mantener una postura erguida ayuda a que nos sintamos mejor

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Que el lenguaje corporal es una manera de comunicarnos con todo aquel que nos rodea no es ningún secreto. Como ya sabemos, existen especialistas que analizan e interpretan gestos en numerosas investigaciones policiales o incluso en casos que requieren una explicación psicológica o psiquiátrica a unos acontecimientos.

En este sentido, la revista Psicological Science ha publicado un nuevo estudio en el que demuestra que si mantenemos una postura erguida durante nuestro día a día, aumenta nuestro autoestima y confianza en nosotros mismos. Por el contrario, si adoptamos una postura encorvada, nos sentiremos más inseguros.

Postura encorvada y erguida

Qué demuestra este estudio

Los participantes del estudio adoptaron, en primer lugar, una postura erguida durante varios minutos. Después de este tiempo los científicos comprobaron que estas personas se sentían más confiados y optimistas. Para ello les hicieron competir en diversos juegos y también apostar en varios eventos deportivos. Los resultados fueron asombrosos y muy positivos.

Después, hicieron la prueba inversa y los participantes tuvieron que pasar varios minutos encorvados. De este modo, se observó que la confianza de dichas personas se vio reducida así como su optimismo y situación de estrés.

La explicación lógica de este comportamiento radica en las reacciones psicológicas que se produce en nuestro organismo dependiendo de nuestra posición corporal. Una postura erguida ayuda a segregar más testosterona (hormona típica en situaciones de dominancia) y a reducir el nivel de cortisol (hormona que segregamos en situaciones de relajación). La conclusión a estos resultados es básica, si queremos sentirnos mejor con nosotros mismos, bastará con modificar nuestros hábitos posturales.

Caminar erguido

Otras formas de sentirnos optimistas

Del mismo modo, el estudio revela que si sonreímos de manera frecuente, nos será mucho más sencillo sentirnos felices que sino lo hacemos. Otra forma muy conocida y que tiene su explicación científica, es la practica del yoga. Se ha demostrado que el ejercicio periódico de determinadas posturas y hábitos de respiración, ayuda a nuestro cerebro a segregar hormonas muy beneficiosas para el organismo.

Te recomendamos: Que tus hijos hagan deporte desde pequeños, podría reportarles grandes beneficios

Imagen: Entrenamiento

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu opinión

Archivado en Ciencia aplicada, Estudios, Salud
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion