Primeras huellas del Curiosity en el cuarto planeta del Sistema Solar, Marte

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En Xombit siempre nos ha gustado manteneros informados sobre las misiones de la NASA. En este caso os queremos informar de que el Curiosity ha marcado un día importante en la historia del la humanidad. Y España puede sentirse orgullosa de haber colaborado en la misión a pesar de los imprevistos que han surgido. Sigue leyendo sobre esta misión histórica.

Curiosity AngryBirds

El Curiosity es un vehículo robotizado especialmente construido para exploraciones en superficies de planetas distintos al nuestro. La Mars Science Laboratory, conocida como Curiosity, es una misión espacial que incluye un astromóvil de exploración marciana dirigida por la NASA.

En Xombit hemos seguido desde el principio y en todo momento el desarrollo de la misión del Curiosity en Marte. La última novedad de la misión es el paseo de Curiosity por Marte. Pero antes de dar más detalles primero vamos a hacer un repaso de la misión MSL hasta el momento para los que no hayan podido estar al dia.

Misión

Sobre la superficie marciana el Rover tomará muestras de suelo y polvo rocoso del cuarto planeta de nuestro sistema solar. La duración de la misión será de un año marciano completo (lo que equivale a 687 días terrestres) e investigará la capacidad pasada, presente y futura de Marte para alojar vida.

El robot explorador de Marte, incluye entre sus piezas una estación metereológica realizada en España y que tiene la misión de medir la presión atmosférica, humedad, presión, radiación ultravioleta, velocidad y dirección de los vientos, temperatura del aire y del suelo en torno al robot. La Estación de supervisión ambiental Rover (REMS). El desarrollo del equipo ha sido liderado por el Centro de Astrobiología, el Ministerio de Educación y Ciencia, el Ministerio de Defensa a través del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial de España entre otros.

AngryBirds

El 6 de agosto llego el Curiosity a Marte. Desde entonces la NASA por sus diversas redes sociales va compartiendo con el mundo las novedades de la misión e incluso en alguna ocasión lo hace en directo o via streaming. Pero uno de los sensores españoles de dicha estación se ha averiado desde ese momento. El daño habría sido consecuencia de algún golpe, que presumiblemente se produjo durante los minutos finales de su descenso sobre el cráter marciano.

La misión se diseñó desde el comienzo para poder actualizar el software para las diferentes fases de la misión. La versión de software de vuelo que tenia Curiosity en un primer momento estaba enfocada en hacer aterrizar el vehículo. Eso incluye muchas capacidades que ya no se necesitaron luego.

La NASA llamó al proceso un “transplante de cerebro” y asegura que esto estuvo planeado desde el principio de la misión. La operación es necesaria por las limitaciones en la memoria de Curiosity, que tiene unos 4 GB disponibles para almacenamiento. Si bien hay celulares con más memoria – que no tienen que aterrizar en Marte – el reducido tamaño se debe a que la pieza debió pasar rigurosos controles para resistir la radiación en el espacio. Además, Curiosity fue diseñado y construido hace ocho años, y en ese momento era lo mejor que había disponible.

Por tanto la actualizaron para permitir a Curiosity moverse con seguridad sobre la superficie marciana, con la habilidad de revisar si hay obstáculos en el camino e identificar posibles riesgos, trazando un camino seguro para su viaje. No es la primera vez ni en la primera misión espacial que se hace una actualización remota de este tipo. Mientras descarga la actualización, la instala y la prueba, Curiosity no puede hacer mucho.

Las primeras huellas

Después de revisar que todos sus sistemas estuvieran funcionando bien, Curiosity comenzó a moverse. La sonda está ahora a unos seis metros del lugar donde aterrizó, ahora llamado “Bradbury Landing” en honor al escritor Ray Bradbury. Curiosity mandó algunas fotos de sus huellas, que no sólo sirven para mostrar que se movió, sino que permiten a los científicos determinar que el suelo es firme y no presenta obstáculos para el avance del Rover.

Bradbury Landing

La superficie de Marte ya cuenta con el surco de huellas de las ruedas del explorador Curiosity, después de que completase con éxito su primer recorrido por el Planeta Rojo.

Los científicos de la NASA prevén utilizar en las próximas semanas el sistema de toma de muestras, ubicado sobre el brazo de 2,1 metros de largo que incluye una cámara, un taladro, un espectrómetro y está diseñado para realizar el tamizado de muestras de polvo de roca y tierra con un recogedor especial.

Curiosity también pulverizó su primera roca hace algunos días usando el láser del instrumento ChemCam. La NASA informó que a través de la Cámara Química, que utiliza láser y espectrómetros, se ha podido examinar la composición las rocas donde se encuentra el explorador. De acuerdo a los primeros informes, las rocas sugieren una composición de basalto.

Otros Curiosity’s

Como ocurre con muchas hazañas de misiones espaciales también podemos encontrar por la web un sinfín de propuestas de todo el mundo de robots exploradores con sus diversos sensores como el de la imagen. Os invitamos a daros un paseo por la web y disfruteis de auténticas obras de arte.

Lego Mindstorm NXT

¿Te gustaría participar en algún proyecto similar?¿Enviar tu propio Curiosity? ¿O prefieres que la huella en otro planeta sea de tus pies y no de un robot?

Archivado en Curiosity, Marte, Misión Espacial, NASA
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion