Nokia, Microsoft y el hardware que ahora importa

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hace unos años, contar con el mejor software representaba una ventaja clave, que podía marcar el éxito de una compañía de forma determinante. Pero esa lección ya la ha aprendido toda la industria, y se han construido plataformas de calidad que rayan todas a un alto nivel. Por lo tanto, ahora mismo para resultar competitivo también hay que destacar en el campo del diseño y fabricación de dispositivos, y ahí es donde Nokia puede ayudar a Microsoft a resolver una de sus más graves carencias.

Nokia 1020

Hace unos años, si preguntaras a un aficionado a la tecnología, te diría que importa más un buen software que el dispositivo que lo hiciera funcionar. Era una época en la que nos deslumbraba Mac OS X frente a Windows Vista, e iOS dejaba en ridículo a los móviles del momento. Pero las empresas, conscientes de esto, empezaron a esforzarse, y surgieron Android, Windows Phone, Windows 7 y Windows 8Todo el mundo tenía un buen sistema operativo, ya no se podía hacer negocio de él: ahora resultaba necesario disponer de aparatos atractivos en los que integrar el software, que destacasen en lo puramente físico.

Apple no sólo era la que menos problemas tenía con el cambio de paradigma, sino que representó su principal impulsora. Desde siempre había destacado por crear aparatos de calidad, con buen diseño y sistemas operativos propios. Google se encontraba en una posición muy débil en este aspecto, y su decisión fue lógica: desarrollar una nueva plataforma, y dejar que las empresas especializadas y con experiencia crearan los terminales que la iban a acoger. Mientras esto ocurría Nokia seguía anclada en el pasado con Symbian, y tardó mucho más del debido en abandonarlo. Cuando lo hizo eligió Windows Phone, y así se fraguó su alianza con Microsoft.

Ayer se anunciaba la compra de Nokia por parte de la multinacional de Redmond, y lo podemos considerar toda una declaración de intenciones: Microsoft quiere seguir el modelo de Apple y no el de Google, que se parece más al que mantiene en su división de PC, cobrando por sus licencias de Windows. Pero la empresa ha determinado que su destino son los servicios y los dispositivos, y esta compra representa un paso adelante tan fuerte en esa dirección como el lanzamiento de la fallida tablet Microsoft Surface.

Ahora los chicos del saliente Steve Ballmer poseen una potente división dedicada al hardware, capacidad de fabricación a gran escala y se han hecho con el nombre “Lumia”, que muchos compradores valoran. Y estoy seguro que de esta compra se va a sacar mucho más partido que de la de Motorola por parte de Google. Para Microsoft se abre una nueva etapa, en la que está en condiciones de luchar contra sus competidores en una igualdad de condiciones que hasta ahora no se había dado. Por el bien de los consumidores en general, esperemos que los dispositivos de Microsoft y Nokia se presten a una dura batalla.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que esta adquisición resulta positiva para Microsoft, o sólo para Nokia, que no estaba en una buena posición en el mercado?

Archivado en Hardware, Microsoft, Nokia, Windows Phone
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion