Windows Phone, afectado negativamente por las tendencias de Android

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La plataforma dominante en el segmento de los smartphones se trata de Android, y eso significa que todas las marcas se fijan en ella a la hora de crear sus productos. Incluso una compañía tan “diferente” como Apple cada vez toma prestados más conceptos. Así que no es de extrañar que Nokia y Microsoft también tengan en cuenta las modas de ese ecosistema a la hora de diseñar nuevos terminales. Por desgracia, eso coarta su innovación, y no siempre se apropian de las ideas más provechosas, sino de las que atraen al gran público.

Nokia Lumia 1520

Considerando la arrolladora cuota de mercado de Android, no sorprende que se haya convertido en un referente para toda la industria de los teléfonos inteligentes. Incluso una empresa como Apple, que fue pionera en dispositivos táctiles, tuvo que aumentar el tamaño de la pantalla del iPhone y lanzar un iPad más pequeño para reaccionar ante las presiones que recibía desde el ecosistema del robot verde. En este sentido, no sorprende que Microsoft y Nokia también se sientan obligadas a seguir estas tendencias, ya que su sistema operativo, a pesar de encontrarse en pleno crecimiento, sigue resultando minoritario.

Muchas de las inquietudes de la multinacional de Redmond se ven reflejadas en Windows Phone 8 Update 3, que no sólo mejora detalles, sino que impone cambios de importancia. Por ejemplo, el soporte a la resolución 1080p. ¿Resultaba necesario? Si se quería diseñar un phablet de gama alta como el Nokia Lumia 1520, sin duda sí. Pero aquí aparecen las dudas respecto a si representa una alternativa inteligente crear teléfonos tan grandes. Este formato recibe mucha atención y buenas ventas en Android, por lo que se decidió apoyarlo. Francamente, me hubiera gustado que Nokia (ahora propiedad de Microsoft) apostara por ideas propias, en vez de seguir las modas del mercado.

Lo mismo podemos decir de la decisión de incluir en este terminal un Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos y 2 GB de memoria RAM. Windows Phone está optimizado para funcionar con pocos recursos, por lo que estas prestaciones tan avanzadas no parecen destinadas a dotar de mayor fluidez al sistema operativo, sino a que salga bien parado en las comparativas que los compradores hagan con otros terminales con Android. Caso similar lo veo en la carrera de los megapíxeles de las cámaras, aunque creo que este caso resulta bastante menos criticable, ya que parece que la calidad de las fotos acabará por mejorarse gracias a ella.

La verdad, todos los avances que han aportado Windows Phone 8 Update 3 y el Nokia Lumia 1520 resultan positivos, y forman parte del avance lógico de la tecnología. Pero no tengo nada claro que Microsoft hubiera seguido este camino (o lo hubiera recorrido tan rápido) si no fuera por la influencia de la plataforma de Google. En ese sentido, lo cierto es que hubiera preferido ver lo que ofrecerían los chicos de Steve Ballmer si no sufrieran esta presión. Por desgracia, va a resultar imposible conocerlo, así que sólo puedo desear que no tengan miedo a realizar sus propias apuestas.

¿Qué opinas del tema? ¿Crees que el éxito de Android hace que Windows Phone se vea creativamente limitado, o piensas que el avance técnico iba a darse de la misma manera?

Archivado en Android, Microsoft, Nokia, Windows Phone
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion