Las personas que hablan varios idiomas… ¡tienen una personalidad para cada uno!

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fotografía de un diccionario

Puede que aprender alemán resulte muy positivo para encontrar un trabajo o ganar dinero por otros medios, pero eso tal vez represente una especie de problema de “personalidad múltiple“. A principios de la década pasada los lingüistas Jean-Marc Dewaele y Aneta Pavlenko preguntaron a unas mil personas si se sentían como “personas diferentes” al cambiar de idioma, y dos tercios dijeron que sí. En 1964, Susan Ervin, sociolingüista de Universidad de Berkeley, reunió a 64 adultos franceses que vivían en Estados Unidos, y que hablaban fluidamente los respectivos idiomas. Con seis semanas de diferencia les hizo crear una historia en base a unas imágenes, en un caso en francés y en otro en inglés.

El resultado fue sorprendente: las narraciones en inglés trataban con frecuencia temas como los logros de las mujeres, agresiones físicas, agresiones verbales a los padres y el intento de escapar de la culpa. En francés se trataban más asuntos como la dominación por parte de los padres y la agresión verbal a iguales. Ervin hizo otro experimento con mujeres japonesas que vivían en Estados Unidos, y que tenían que completar unas frases, en ocasiones en inglés y en otras en su lengua materna. Las diferencias fueron palpables.

Cuando se les ponía como ejemplo “si mis deseos entran en conflicto con mi familia…”, respondían, en japonés que “eso me causa gran infelicidad”, pero inglés decían que “hago lo que me da la gana”. Si se les preguntaban en su lengua natal por su futuro, aseguraban desear ser amas de casa, mientras que en el idioma adoptivo indicaban querer ser profesoras. En 1998, Michele Koven, de la Universidad de Illinois, también comprobó que los emigrantes se comportaban de manera distinta dependiendo del idioma, siendo en algunos casos más extrovertidos y atrevidos cuando utilizaban el del país en el que vivían en ese momento.

¿Qué opinas de este tema? ¿De verdad la lengua puede cambiar nuestra personalidad, o crees que la explicación debe ser más compleja y profunda?

Imagen | greeblie

Archivado en Idiomas, Personalidad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • […] Las personas que hablan varios idiomas… ¡tienen una personalidad para cada uno! […]

  • Anonimazo dice:

    Este comentario ha sido moderado por incumplir la política de comentarios de los blogs de Difoosion.

  • Ángel dice:

    Curiosamente hace una samana comentabamos entre amigos que nos resultaba mas fácil expresar sentimientos en otra lengua. Incluso uno comentaba que cuando hablaba para si mismo se sentía mas sincero si lo hacía en inglés. Lo achacamos al peso que adquieren las palabras con la experiencia. Interesante saber que no es sólo una cuestión de expresión lingüística y que un lenguaje distinto cambia la personalidad. ¿Sabes si los experimentos comparan dos lenguas no maternas?

    • Miguel Regueira dice:

      La verdad es que no tengo ni idea, supongo que en lenguas no maternas aun se complicaría más todo. De todas formas, me parece un campo muy difícil, queda mucho por investigar.

      • Aspizc dice:

        Angel, de hecho es lo contrario. Expresar los sentimientos en notablemente más facil en la lengua materna que en una externa. El hecho de que seas más sincero o cuentes las cosas más facilmente es porque en la lengua no materna no estas tan ligado emocionalmente a lo que dices. El ejemplo más claro de que nos ligamos emocionalmente mucho menos a la lengua no nativa es que no nos ofendemos tanto. Por ejemplo si te dicen “gilipollas” y “ashole” ¿Cual de las dos palabras te molesta más? (es un ejemplo, no pretende ser nada mas).

    • Olga dice:

      es más fácil expresar determinados sentimientos en otra lengua que dominas pero que no es un lengua materna. Tienes fluidez y capacidad de análisis.. todo lo que necesitas para expresarte honestamente… y distancia emocional! Así puede darte la sensación que eres más honesto, lo que eres es más “frío” y quizás objetivo porque no estás usando palabras que en tu repertorio más ligadas a emociones por ser la lengua en la que te has criado. Quizás es un poco como el olor a madalena de Proust?!

  • slak dice:

    En mi opinion, dominar otra lengua es en esencia el arte de imitar a sus nativos lo mejor posible. No creo que cambie tu personalidad, simplemente adoptas el papel del hablante nativo estandar. Cuanto mejor hablas, mas cambio se aprecia, pero en mi caso sigo siendo yo mismo.

  • Bilbo dice:

    Yo creo que si se tiene una personalidad “débil”, de esas personalidades que actúan según les han explicado con la moral de cuando eran niños y no han reflexionado sobre el porqué de las cosas, es decir de esos que se casan porque es lo que hay que hacer, o fumo porque lo hacen mis amigos, o utilizan ropa de marca porque sí, o van de “heavies”/”pijos”/”pacifistas”/”hippies”/”de derechas”/”de izquierdas”/… porque sus amigos/familia/entorno también lo son… sin duda alguna pueden desarrollar y desarrollarán casos de múltiple personalidad al cambiar de idioma. Al fin y al cabo su personalidad no es fruto del raciocinio y la reflexión interna o la meditación del mundo que tienen a su alrededor, sino simplemente del entorno en que se mueven. Y no hay mayor cambio de entorno que un cambio de idioma, el instrumento básico de nuestro pensamiento.

  • Oghaio dice:

    Muy interesante el artículo. En cuanto a tu pregunta, hace miles de años que se sabe que el idioma cambia la personalidad. Por eso los imperios imponen la suya, para someter cuanto antes a los conquistados. Y, ya con ánimo de polemizar, ésa es la causa de que ciertos políticos intenten por todos los medios restringir las lenguas a las minorías.

  • Elena dice:

    No estoy segura de poder afirmar que hablar una lengua u otra cambie tu personalidad. Soy profesora de idiomas y eterna aprendiente (hablo tres lenguas orales -español, inglés y alemán- y dos lenguas de signos -española y americana-. No creo que mi personalidad cambie al hablar o signar cada una de ellas. Sin embargo, sí estoy de acuerdo con slak en cierta manera. Las lenguas son vehículo de cultura y cuando hablamos una lengua adoptamos también su cultura. Por eso creo que podemos parecer “diferentes” según el idioma en el que nos comuniquemos, pues no podemos perder de vista que si estamos hablando/signando en una lengua, seguramente que también estemos recibiendo un input (estimulo lingüístico) en esa misma lengua y, por tanto, todos los valores culturales que se asocian a ella. Pongamos por ejemplo el uso del imperativo en español. En una panadería es perfectamente posible oír como alguien dice: “deme una barra de pan”. A pesar del uso del imperativo, en español esto no se considera descortés. Por el contrario, en inglés decir algo así sería totalmente impensable. Lo minimo es usar el condicional “I would like…” Es que cuando hablamos en inglés somos más educados que cuando hablamos español? No, esto es la pragmática de la lengua. Adaptamos el uso de la lengua tal y como hacen lo nativos, pues de lo contrarío los choques culturales serían tremendos. Estoy convencida de que algo de esto hay en los experimentos que has comentado. Sería interesante poder leer los artículos originales, dispones de las referencias o los enlaces? Muchas gracias y disculpad la parrafada. Un saludo, Elena PD: perdón por las faltas, escribo desde el móvil.

  • Victor dice:

    Soy el producto de la emigración española de los 60. Nací y me crié en un país francófono. Por lo tanto hablaba francés en la calle y español en casa dirabnte 35 años. No creo que mi personalidad haya sido distinta en el cole, en eñl trabajo o con los amigos a la de casa con mis padres. Es más, con mis hermanos hablo francés pero castellano con mis padres. Lo que si es cierto es que ajustas la expresión de tu ideas a la forma culturalmente aceptable de decirlas. En francés uso mucho más el usted, en inglés el condicional, en castellano el discurso directo y el tuteo. Vamos que cada cultura tiene sus normas y eso se refleja en la manera de hablar. Pero eso no significa que la personalidad sea distinta. He tenido los mismos hobbies e intereses viviendo en Inglaterra, en Bélgica o en España. Mis gustos no cambian, ni mi forma de ver la vida etc.

  • Romita dice:

    Creo que hablar en otro idioma y pensar en otro idioma es entrar en la ideología del otro país, y tratar de decir las cosas por ejemplo lo más “en francés” posible y es a menudo optar por una negación para afirmar algo porque ellos así lo hacen. Ejemplo: Il n’est pas intelligent= Es bruto. Y así uno se pone en la piel del nativo y quizá juegue un rol pero cambio de la personalidad… no sé, salvo que ese otro idioma te haga muy felíz… y cambie tu estado de ánimo también creo que en los momentos difíciles sale de adentro en idioma materno para expresar furias por ej Interesante el artículo gracias!

  • Irene dice:

    Es curioso éste artículo ya que hablo, leo y escribo en 5 idiomas: holandés (materno), catalán y castellano por dónde resido, inglés y vietnamita. Más que el idioma en sí creo que es el significado que le atribuimos a las palabras que vienen condicionadas por la cultura. Cuándo viví en Vietnam tuve que cambiar mi manera de actuar y pensar para adaptarme mejor a aquél maravilloso país mientras que cuándo estoy en éste país actúo según la norma para no desentonar. Cuándo voy a Holanda, vuelve más la niña interior ya que me recuerda a mi infancia. Podría ser que tuviese personalidades múltiples aunque creo que mi identidad no cambia, las creencias puede quizás las más arraigadas no, el entorno hace cambiar mi comportamiento con la sociedad. Así que creo que si, el ambiente y las experiéncias nos hace cambiar. Hablar idiomas mejora la plasticidad cerebral.

  • Viktor dice:

    No cambia la personalidad según el idiomas; cada idioma tiene una cultura distinta que le afecta y al hablar en ese idioma mostramos parte del carácter cultural (no personalidad).

    Y vamos, ya la tontería de que te preguntan que quieres ser de mayor y que la respuesta cambie hablando de un idioma a otro…..

  • lygia dice:

    Yo naci en Brasil, vivi en Peru. Hablar espanõl y portugués no ha cambiado mi personalidad, pero de todos modos el hecho de hablar los dos idiomas de forma indistinta, me dió la oportunidad de obtener mejor y mayores conocimientos. Pero, eso sí, de ninhuna manera tuvo el poder de me hacer más perfecta o menos perfecta, mas honesta ó menos honesta, mas sincera o menos sincera de pensar de manera distinta sobre los asuntos y de reacionar, quando pienso en portugués, de forma diferente que reacionaria se tuviera pensando en espanñol. Los problemas que enfrentamos a cada día lo solucionamos de la misma manera, sea en ese o en aquello otro idioma. Yo pienso y hablo, siempre, lo que siento tanto en portugués, mi idioma nativo, como en español mi idioma de opción. El español, para mi, es el idioma que yo lo adopté y puede cambiarme tanto como el portugués, siempre que me lleva a un conocimiento diferente. Las experiéncias vividas nos hace cambiar a cada día pero jamás cambian nuestra personalidad. Aprender, saber hablar dos o mas idiomas nos hace más cultos y la cultura no hace parte, no adenda nuestra personalidad.

  • Olga dice:

    No será hasta cierto punto influencia del input? En Japón la cultura imperante, al menos hace años, era de la mujer en casa, así que en su repertorio está más próxima una frase del tipo “me quedo en casa” que “hago lo que me sale” que es muy americana, por otro lado, no? No creo que tenga que ver directamente con nosotros como con la cultura en la que está esta lengua y el input que recibimos en un idioma u otro

  • […] lo que queremos decir, y luego lo hacemos. No es la primera noticia sorprendente que nos llega respecto al lenguaje, pero las ideas de Andreas Lind, de la Universidad Lund en Suecia, resultan sorprendentes. Según […]

  • […] vida laboral, sobre todos en determinados sectores como la informática, tecnologías o finanzas, como para la personal, conocer el inglés, además del idioma nativo de cada persona, que en nuestro caso es el español, […]

  • nicolás dice:

    Mirá, si yo creyese que la personalidad cambia por hablar otra lengua diría que es no porque te distanciás del afecto que está insertado en tu idioma, sino porque tenés otro repertorio para poder hablar y expresarte de manera más fluída. Si creyese que tu personalidad no varía diría que es porque las palabras son distintas pero el afecto dentro de la palabra (el significado, el concepto de Saussure para los que lo conocen) sigue siendo el mismo. Ahora, también en forma de picardía se puede usar, ya que la lengua materna nos afecta, como toda experiencia primera.

  • […] vidas es extremadamente insignificante, pero hoy traemos un caso muy curioso. Hemos visto que cada lengua que aprendemos modifica nuestra personalidad, pero ahora parece que la estación del año en la que nacemos también afecta a nuestra forma de […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion