La NASA dice que llevar personas extrovertidas a misiones largas sería un problema

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Leemos en i09 que un informe publicado por la NASA, revela que llevar varias personas extrovertidas en misiones espaciales de larga distancia, supondría un gran problema para la misión.

Curiosity AngryBirds

El año pasado, os hablábamos del proyecto de la NASA para llevar misiones tripuladas a Marte, aunque, últimamente, los proyectos públicos relacionados con misiones a Marte están siendo sufriendo grandes retrasos, dado los problemas de financiación.

También, nos hicimos eco del proyecto Mars One, esta vez una iniciativa privada que lanzó un concurso abierto, con más de 100.000 personas apuntadas, para seleccionar una tripulación que establecería una pequeña colonia en el planeta rojo en el año 2023.

Realizar viajes espaciales a planteas como Marte es posible, ya que contamos con la tecnología necesaria para ello, aunque también supone grandes desafíos técnicos. Otro gran problema es el factor humano. Hace unos meses, publicábamos que la propia NASA creía que el aburrimiento extremo sería un gran reto en un futuro viaje a Marte.

Ahora os traemos otro estudio de la NASA, que esta vez investiga el otro extremo, la inclusión de personas extrovertidas en misiones de larga distancia. Un equipo de investigadores de la Universidad DePaul, dirigidos por la profesora Suzanne Bell, ha realizado varias pruebas con equipos de personas, puestos en situaciones parecidas a las que experimentaría los astronautas durante una misión tripulada a Marte, entre ellos simular una duración de 100 días de misión y estar en una localización aislada como la Antártida.

En sus experimentos, el equipo detectó que las personas extrovertidas tienden a hablar más y a socializar con sus compañeros, reforzando la coordinación del equipo. Pero, también pueden suponer un peligro. En situaciones de aislamiento y en vehículos con espacio reducido, las personas extrovertidas no serían de tanta ayuda.

Según los investigadores, si un miembro de la tripulación más abierto, necesitase hablar y ser más comunicativo, mientras el resto fuesen menos sociales, eso podría ser bastante molesto para todo el equipo. Y esa situación, podría incluso afectarle negativamente a la persona extrovertida, al dificultarle interactuar con la gente.

En las simulaciones realizadas, se pudo comprobar que dos compañeros más reservados del equipo, evitaron trabajar y colaborar con otro miembro del equipo que era más extrovertido, ya que según ellos, éste último era pesado y hablaba mucho.

Suzanne Bell comenta que las conclusiones de sus investigaciones podrían cambiar la forma de conformar grupos para realizar misiones y trabajos de larga duración y en espacios aislados, como explotaciones petrolíferas, entrenamientos militares, etc.

¿Qué opináis de esta investigación? Si realizaseis una misión o trabajo de larga duración en zonas aisladas, ¿os molestaría tener a vuestro lado a un compañero más extrovertido?

Archivado en Espacio, estudio, Marte, NASA, Viajes espaciales
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion