Misión tripulada a Marte en 2018, la cuenta atrás ha comenzado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Desde que el Apolo XI tuviera éxito llevando una misión tripulada a la luna (hace ya casi 44 años), todo el mundo se ha hecho la misma pregunta: ¿para cuándo Marte? Marte siempre se ha perfilado como el siguiente escalón en la aspiración humana de explorar el universo y eventualmente, establecer colonias humanas en otros planetas. Casi desde los comienzos de la carrera espacial, se han diseñado y realizado misiones encaminadas a saber un poco más de los planetas y satélites de nuestro sistema solar, pero siempre se ha puesto especial foco en Marte.

Planeta rojo

Marte carece de formas vida similares a las de la Tierra (al menos no se han encontrado hasta ahora), pero tiene vestigios de un pasado geológico que sugieren que pudo haberla, ya que las diversas misiones de fotografiado y recorrido de su superficie, muestran evidencias de lo que parece fueron corrientes de agua. La experiencia de las distintas sondas enviadas en el pasado, ha probado que se dispone de la tecnología necesaria para enviar una nave espacial y conseguir alcanzar la órbita del planeta rojo.

El pasado 27 de abril, la fundación Inspiration Mars impulsada por Dennis Tito, un viajero espacial con un pasado ligado a la NASA, ha anunciado la iniciativa de realizar la primera misión tripulada a Marte, con la fecha objetivo de lanzamiento en la noche de Reyes de 2018.

El día viene marcado por un alineamiento de planetas que abre una ventana de oportunidad que tendrá una duración de cinco años desde ahora y que se repite cada quince años. Tito, que trabajó en la misión Mariner 4 de la NASA en 1969 (la primera sonda que alcanzó con éxito la órbita de Marte), quiere aprovechar una trayectoria descubierta en los años 90 que permite un óptimo aprovechamiento de energía con sólo pequeñas correcciones de trayectoria.

Sin embargo, el objetivo no es todavía poner un pie en Marte, sino que la misión tripulada alcance la órbita del planeta (pasando a unos 160 Km de la superficie) para luego ser catapultada de vuelta y regresar a la Tierra, siendo la duración total estimada del viaje de unos 501 días.

Tito defendió que la belleza de la misión es su simplicidad. No habrá complicadas maniobras de propulsión tras abandonar la órbita terrestre, ni incursión en la atmósfera de Marte, ni maniobras de acoplamiento. El viaje tal como está concebido, representa el más corto de ida y vuelta que se puede hacer.

La tripulación estará compuesta por dos astronautas profesionales y es aquí donde se da el factor que le da a la misión un extra de impacto mediático: Se pretende que los astronautas sean un hombre y una mujer casados. El argumento de Dennis Tito es simple:

Cuando estás tan lejos y la Tierra es un pequeño punto azul, vas a necesitar alguien a quien abrazar. ¿Qué mejor solución a los problemas psicológicos que vas a encontrarte con ese aislamiento?

El factor psicológico es sin duda uno de los que más han preocupado a las agencias espaciales desde hace mucho tiempo, ya que un viaje tripulado a Marte constituiría una dura prueba de convivencia dado que los viajeros espaciales no sólo estarían confinados durante los viajes de ida y vuelta, sino que una hipotética estancia en la superficie del planeta, necesitaría de la protección de trajes espaciales o un hábitat al efecto, al ser la tenue atmósfera insuficiente para la supervivencia de un ser humano.

Desde los años 90 se han realizado diversos experimentos de confinamiento durante un período prolongado. El más reciente de ellos fue Mars 500, que simuló un viaje de 250 días hasta Marte, más 30 en la superficie y 240 días de retorno a la Tierra.

El diseño de la nave ha de tener en cuenta uno de los mayores problemas a los que se enfrentarían los astronautas en su tránsito por el espacio interplanetario: la radiación cósmica. La trayectoria, construcción de la nave y la circunstancia de que la misión coincide con un mínimo solar, hacen que la exposición esperada a la radiación esté por debajo del límite aceptado por la NASA para una tripulación de edad mediana (alrededor de cincuenta años), por lo que no se espera un incremento del riesgo de contraer cáncer de más de un 3%. Además, esta misión será pionera en el uso de técnicas médicas como la captación de radicales libres con el objeto de minimizar el daño celular de los tripulantes.

El estudio de viabilidad contempla de manera exhaustiva todos estos aspectos y propone que el diseño de la nave espacial sea con tecnología disponible durante la ventana de oportunidad que se da hasta el 2018, descartando largos y costosos desarrollos. Si bien para el estudio preliminar se han usado como referencia módulos espaciales disponibles en la actualidad como la cápsula de SpaceX Dragon y el cohete propulsor Falcon Heavy, aún no hay una decisión definitiva. Se piensa en una nave de unas diez toneladas, que pueda contar con un hábitat inflable que proporcione espacio extra durante el viaje y que sería recogido poco antes de la re-entrada en la Tierra.

Capsula espacial

Para reducir el coste de los sistemas de a bordo e incrementar las probabilidades de éxito de la misión, se pretende minimizar la automatización y que los tripulantes puedan realizar ellos mismos las reparaciones, para lo cual se dispondrán los dispositivos de tal forma que no sean necesarios paseos espaciales. Esto es especialmente importante si se considera que en las inmediaciones de Marte, las comunicaciones por radio sufren un retraso que puede llegar a ser de hasta veinte minutos.

Diversas compañías del sector aeroespacial (Applied Defense Solutions, Paragon Space Development, Centro de Medicina Espacial del la Escuela Baylor de Medicina, entre otros) y un acuerdo al efecto con el Ames Research Center de la NASA participan en diversos aspectos de la misión. El propio Tito financiará los dos próximos años de su propio bolsillo, pero dada la inversión requerida para una empresa de estas características, desde la fundación se espera que haya fuentes de financiación adicionales, públicas o privadas.

Dennis Tito da un enfoque muy solemne y un tanto patriótico a esta misión:

La exploración humana del Espacio es un catalizador crítico para crecimiento y prosperidad futuros. Esta es una “Misión por América” que generará conocimiento, experiencia e impulso para la siguiente gran era de la exploración espacial. Espoleará a todos los americanos a creer, otra vez, en hacer cosas difíciles que harán grande nuestra nación e inspirarán a la próxima generación de exploradores

¿Será esta misión el comienzo de la vuelta a los años dorados del proyecto Apolo? La cuenta atrás ha comenzado…

Archivado en Espacio, Marte, NASA, Órbita
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • […] potencia mundial ya no cuente con un programa de transbortadores, y eso nos hace pensar que una misión tripulada a Marte está mucho más lejos de lo que solemos imaginar. De todas formas, esperemos que en estos cuatro […]

  • […] os habíamos hablado de un proyecto para un viaje tripulado a Marte por parte de una fundación no ligada directamente a ninguna agencia espacial. A pesar de que los […]

  • […] trata de una iniciativa privada que pretende llevar al hombre al planeta rojo. Ya hemos hablado de otras aventuras similares que se conforman con poner una pareja en la órbita para luego iniciar el viaje de vuelta, sin que […]

  • Manel Avalle dice:

    No tiene sentido tanto riesgo y tanto gasto para pasar de largo, si faltan ideas, pedirlas, las mejores ideas no están en nomina y si falta dinero, conseguirlo probablemente sea un reto mucho menor que la propia misión, la mayor proeza que el hombre ha realizado jamás, no debería limitarse a pasar de largo.

  • Francisco Di María Peña dice:

    Bueno mi nombre es Francisco Di María Peña, soy de Sur América-Venezuela, la verdad es que es más fácil construir una estación espacial orbital internacional que orbite el planeta Marte que viajar en forma directa,pues así sería menos riesgoso para los futuros y futuras astronautas que quieran ir hasta allí. Se comenzaría a construirse primariamente con naves robotizadas por telemando y cuando esté lista se comenzará con tripulación humana, una vez terminada la estación espacial orbital internacional se comenzaría entonces a su debido abordaje con una misión internacional de hombres y mujeres de distintas disciplinas científicas y tecnológicas, luego estos serían los percusores, la e e o i haría lo que la estación espacial internacional ”Alfa o Alplha”para la Tierra.

    • Pablo Cruz dice:

      En linea con mi comentario anterior. Montar una estación espacial el Marte está muy bien, pero ¿eres consciente de lo que supone en medios técnicos y dinero hacer algo así? por no hablar de los recursos necesarios para mantenerla posteriormente. No tienes más que ver la cantidad de problemas que hay en la ISS, imagínate en Marte. Seguro que algún día habrá una estación orbitando Marte, pero me parece que yo no lo veré 😉 …

  • Pablo Cruz dice:

    Sobre el comentario de Manuel: este tipo de misiones son necesarias, y más si te das cuenta de la complejidad técnica (descrita en el post) de la misión. No tienes más que ver que para pisar la luna (que está aquí mismo) hicieron fanta muchas misiones de sobrevuelo, previas al Aoplo XI.

  • esteban nocua dice:

    mepuedenllevar

  • […] Espacial Internacional, la Luna ya no tiene mucho interés, y existen varias iniciativas para llevar humanos a Marte, pero no parece que se vayan a materializar en breve. En este momento, las mayores alegrías nos […]

  • Jose dice:

    No entiendo muy bien para que van a ir si cuando lleguen no van a entrar en el planeta , a menos que quieran dejar un robot o algo.

  • adr dice:

    Este comentario ha sido editado por no adecuarse a las políticas de comentarios de Difoosion.

  • […] año pasado, os hablábamos del proyecto de la NASA para llevar misiones tripuladas a Marte, aunque, últimamente, los proyectos públicos relacionados con misiones a Marte están siendo […]

  • javier dice:

    ja ja, no se dan cuenta, que en unos años va a pasar algo extremadamente inusual en el planeta tierra, no ese año si no antes del año 2050, algo unico que veran todos los humanos,una nueva era…..

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs