Sony QX10: analizamos la gama de entrada de las lentes acoplables

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Sony QX10

En Xombit nos gustan mucho las cámaras y los gadgets que buscan ser novedosos, como la Panasonic Lumix GM1 que ya hemos analizado Es por ello que el concepto que inició Sony con su gama QX nos parece realmente interesante como eso, concepto. Hoy vamos a hablaros de la pequeña de la familia, la Sony QX10 –la hermana mayor de la familia llegará en solo unos días–. En este caso se trata del modelo de cámara tipo lente más limitado, un concepto que no me voy a parar mucho a contar porque ya os adelantamos el otro día de qué se trata, podéis echar un vistazo al acercamiento inicial por si aún no lo habéis visto, para tener claro de lo qué estamos hablando.

Primeras impresiones

Me llegaron las dos cámaras juntas para analizar, y si bien es cierto que la Sony QX10 ya había pasado por mis manos durante unos pocos minutos, al ver las dos una al lado de la otra, el modelo en cuestión me pareció mucho más compacto que el recuerdo que tenía, sin duda un punto favorable para un gadget de este tipo. Se trata de una cámara bastante pequeña, con un diseño interesante y unos acabados bastante conseguidos. Tanto el modelo blanco como el negro son bastante bonitos, pero como siempre esto va en el gusto.

Sony QX

Características y especificaciones técnicas

  • Dimensiones y peso: cuenta con un tamaño de 62,4 x 61,8 x 33,3 milímetros y un peso de105 gramos.

  • Sensor: de tipo CMOS Exmor R tipo 1/2,3 (7,76 mm) con un total de 18,2 megapíxeles efectivos.

  • Objetivo: cuenta con una lente G de Sony y 10 aumentos totales con una luminosidad f3.3-5.9 y estabilización de imagen óptica.

  • Modos de enfoque: enfoque automático de disparo sencillo, AF táctil.

  • Procesador de imagen: dispone del procesador de imagen BIONZ que utiliza la marca japonesa en muchas cámaras compactas y smartphones.

  • Formatos de archivo: resolución de imagen fija: modo 4:3: 18 M (4896 x 3672) / 5 M (2592 x 1944), modo 16:9: 13 M (4896 x 2752) / 2 M (1920 x 1080). Resolución de vídeo: mp4: 12 M (1440 x 1080/30 fps), modo de grabación de vídeo mp4 (hasta 1.440 x 1.080 / 30 fps a 12 Mbps) y formato de grabación fotografías compatible con JPEG (DCF, Exif).

  • Sensibilidad ISO: desde 100 hasta 12800.

  • Conectividad: cuenta con red Wi-Fi y NFC.

Disponibilidad y precio

Se encuentra disponible en dos colores diferentes, en este caso hemos probado el modelo blanco que cuenta con un acabado frontal dorado y también está disponible en color negro. El precio como suele ser habitual cambia mucho dependiendo del tipo de tienda a la que nos remitamos para comprobarlo, desde los 199 euros del precio oficial, podemos bajar hasta unos 120/130 euros en algunas tiendas on-line.

Diseño

Es uno de los puntos en los que más se han parado desde la marca japonesa y si bien el diseño podría ser mejorable y algo más compacto, en líneas generales es correcto. Utiliza buenos materiales de construcción como suele ser habitual en Sony y cumple con unos estándares que todos los usuarios consideraremos suficientes para este tipo de gadget. Materiales plásticos y detalles suficientes para considerarla una cámara robusta. La pinza retráctil tiene una fuerza suficiente para no tener miedo de que se pueda soltar del teléfono y cuenta con una zona “acolchada” para no dejar marca en nuestro smartphone.

Sony QX10

Uso

Estamos delante de una cámara que en líneas generales es bastante sencilla para usar, aquí poco podemos decir. Destaca el hecho de ser usada desde un smartphone, con lo que eso aporta: una pantalla de gran tamaño, que hace que el manejo muy intuitivo incluso para los usuarios menos acostumbrados a utilizar una cámara, ya que casi todos tenemos cierta familiaridad con las aplicaciones de fotografías para teléfonos. Play Memories que se encuentra disponible para iOS y Android*. es quizás una de las aplicaciones mejor desarrolladas por los diferentes fabricantes, aunque con unos problemas que ya contaremos más adelante.

La modificación de los parámetros más habituales en la fotografía es muy sencilla, la sensibilidad ISO, la apertura del diafragma o la velocidad de obturación se modifican de una manera sencilla y directa. Poco necesitamos para acostumbrarnos a su uso y en poco tiempo nos habituamos fácilmente a la interfaz del programa. Uno de los defectos de la aplicación se soluciona de una manera sencilla, y es eliminando la copia de tamaño completo al smartphone ya que el tiempo que tarda en realizarla es excesivo y tendremos un funcionamiento limitado en situaciones con disparos continuos.

Sony QX10

Batería

Aquí encontramos uno de los problemas de esta cámara de Sony, su autonomía. Sin duda es uno de los puntos débiles de muchos de los dispositivos portátiles de nueva generación y aquí no iba a ser diferente, pero no solo eso, sino que además la aplicación afecta de una manera muy intensa a la autonomía del smartphone, provocando problemas a la hora de usar la cámara durante horas por el alto consumo que tiene.

Vídeo

Conclusiones

75

Un buen concepto que se queda a medio camino de conseguir ser importante, hablamos de una cámara que cuenta con más calidad que cualquier smartphone compatible, pero que no deja de tratase de un dispositivo extra.

Muchos usuarios no estarán dispuestos a cargar con un accesorio externo para conseguir un plus de calidad, sobretodo cuando una cámara compacta de su rango de precios puede ofrecer mejores prestaciones y nunca dependerá de un smartphone para poder realizar la visualización de la escena y no disparar “a ciegas” si no tienes batería –algo muy habitual en muchos modelos–.

Puntos positivos

Sony QX10

  • Concepto: sin duda siempre es de agradecer que los fabricantes intenten ofrecer dispositivos nuevos, y en este caso la Sony QX10 es una innovación.

  • Calidad de imagen: el fabricante nipón está haciendo muy buen trabajo en las cámaras gracias a sus sensores Exmor R y a su procesador de imagen BIONZ y en este caso no podía ser de otra manera, ofrece un buen rendimiento.

Puntos negativos

Sony QX10

  • Autonomía: es el aspecto que me ha dejado un peor sabor de boca. La autonomía no es suficiente y sobretodo no es comparable con sus competidores dentro de las cámaras compactas de gama media/baja.

  • Dependencia: su punto de partida, es también su punto negativo, el concepto es interesante, pero la ausencia total de una pantalla, aunque sea de dimensiones “ridículamente” pequeñas para por lo menos conseguir encuadrar un paisaje, es algo mejorable, desde mi punto de vista.

Archivado en Análisis, Cámara, Cámara compacta, Cámaras, Sony, Sony QX, Sony QX10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion