¿A qué se debe el olor característico de los libros viejos?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Libro viejo

El libro electrónico avanza imparable, incluso se ha abierto una biblioteca sin un sólo ejemplar en papel. Y lo cierto es que la tecnología también ayuda a mejorar las ediciones empresas, como con la máquina que imprime libros según los pidamos y tardando sólo unos minutos. Una de las desventajas que ven los amantes del papel en los ebook es que no tienen su tacto único ni su olor tan especial, que evoluciona desde el adictivo aroma de un tomo nuevo hasta la sugerente fragancia de otro con muchos años a sus espaldas.

Y hoy, gracias a IFLScience, conocemos que el olor característico de los libros viejos se debe a cientos de compuestos orgánicos volátiles del papel, la tinta y el adhesivo, que el tiempo libera. Algunos ejemplos:

  • Los aromas almendrados se deben al benzaldehído.
  • Las notas de vainilla a la vainillina.
  • Los olores dulces los originan el tolueno y el etilbenceno.
  • Se obtiene un ligero aroma floral gracias al 2-etil hexanol.

Aparte de eso, el libro retiene olores como los de la humedad o el humo a los que haya podido estar expuesto, o los de objetos que se hayan guardado entre las páginas, como flores o billetes.

Lo curioso es que el olor de los libros viejos tiene utilidad, puede ayudar a los bibliotecarios a descubrir qué ejemplares se están degradando más rápidamente, y tomar medidas para conservarlos. Ya que hablamos de libros, deberías echar un vistazo al listado de los más leídos en los últimos 50 años. Dejarás de debatirte entre el formato digital y el físico, ¡simplemente querrás quemar bodrios como Crepúsculo! O tal vez guardarlos en un cajón para disfrutar de su perfume dentro de unos años

¿Qué opinas tú de este tema? ¿Te agrada el olor de los libros viejos, o no tienes ese tipo de manías?

Imagen | latteda

Archivado en Libros, Química
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion