Al menos ocho empleados de la NSA usaron sus privilegios para espiar a sus parejas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En pleno escándalo por el acceso a los datos que la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense realizaba con la ayuda de las empresas tecnológicas del país (sin órdenes judiciales ni ningún tipo de garantía), ahora se destapa el mal uso que algunos empleados hacían de sus privilegios. Y, si damos por cierto el informe presentado, sólo se han detectado doce casos de abusos en los últimos diez años, de los cuales ocho están relacionados con parejas sentimentales de los trabajadores de la entidad.

Logo paródico de la NSA

Ya hemos hablado del escándalo PRISM, que pudimos conocer gracias al sacrificio de Edward Snowden. Básicamente, toda la información que intercambiábamos o almacenábamos a través de las principales multinacionales de la tecnología de los Estados Unidos resultaba plenamente accesible para las agencias de inteligencia del país, que espiaban con total arbitrariedad, sin necesidad de que existieran sospechas fundadas o siquiera una orden judicial. Y lo peor es que las empresas colaboradoras recibieron a cambio millones de dólares por sus servicios. Pues bien, parece que se está poniendo aún más en tela de juicio a la NSA (Agencia Nacional de Seguridad), y salen a la luz detalles muy comprometidos.

En una carta al senador Chuck Grassley, la institución da cuenta de los usos indebidos de sus recursos por parte de sus empleados en los últimos diez años. Sólo han sido doce casos, dos de los cuales están actualmente bajo investigación, y uno que podría ser revisado en el futuro. De estos, ocho han estado relacionados con asuntos sentimentales. Algunas historias resultan sorprendentes, como la de un trabajador que, el primer día en el puesto, revisó seis cuentas de correo electrónico de una ex novia. Fue degradado y sufrió una reducción temporal de sueldo. Otra empleada escuchaba las conversaciones telefónicas de su marido pues temía que le fuera infiel, y abandonó su puesto al ser descubierta.

Sin duda, doce casos en diez años no se trata de una cifra alta (si consideramos el informe fiable), pero el problema que encuentro se trata de que el sistema para espiar debe estar sometido a un control estricto, con supervisión judicial. Resulta inaceptable que un funcionario de los Estados Unidos decida por su cuenta la información a la que desea acceder. La falta de ética del país representa un riesgo para las empresas europeas, y una vergüenza ante la comunidad internacional.

¿Qué opinas de estos casos? ¿Simples anécdotas, o una prueba de la falta de profesionalidad en la NSA?

Imagen | EFF

Archivado en Edward Snowden, NSA, PRISM
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion