Steam Machines, porque se puede hacer una consola de otra manera

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Esta semana hemos visto anuncios de Valve perfilando una nueva plataforma de videojuegos basada en su popular tienda digital. Incluye un sistema operativo propio con núcleo Linux, hardware de varios fabricantes ofreciendo distintas configuraciones, y un nuevo controlador que aspira a sustituir al ratón y al teclado. De esta forma se define un concepto innovador, a medio camino entre la libertad del ecosistema PC y la planificación absoluta de las consolas. ¿Nos encontramos ante una idea revolucionaria?

Steam Machines

Las Steam Machines de Valve representan un nuevo tipo de consola (o quizá una variación de un ordenador), que resulta mucho más abierto que el modelo tradicional que siguen plataformas perfectamente definidas como Xbox One o PlayStation 4, y que pretende poner un límite al caos del ecosistema de los PC y acercarlo a los televisores. Para ello utilizará un sistema operativo propio, y el hardware se planificará, pero permitiendo que existan varias alternativas de distintos fabricantes con diferentes rendimientos. Además, se ha creado un controlador especial que pretende sustituir al ratón y al teclado, aunque no se nos obliga a prescindir de ellos.

Lo cierto es que Valve no ha contado con libertad plena para diseñar su creación, uno de los objetivos se trataba de que pudiera funcionar el catálogo actual de Steam en ella. Por lo que no estamos ante una apuesta rupturista, pero sí ante un paso adelante para que los que les da miedo la complejidad del PC para juegos se acerquen a él. Resulta particularmente atractivo pensar que vamos a disfrutar de un aparato parecido a una consola tradicional, pero que ofrecerá distintas capacidades gráficas según nuestros intereses. Esto implicará menor optimización del software y máquinas más caras, pero lo importante es que se abren nuevas posibilidades de elección.

Otro factor clave resulta que se trata de un sistema más cerrado que un PC convencional, pero no en exceso. Sus creadores ya han anunciado que podrá instalarse SteamOS en ordenadores propios, y que el Steam Controller no es un accesorio exclusivo para su “consola”. Seguramente, en las Steam Machines también podremos hacer funcionar Windows o una distribución de Linux si lo preferimos. Aparte de estos detalles, se ha dejado claro que casi todo va a ser modificable, hackeable y estará al servicio de la comunidad, quedando la compañía abierta a la colaboración de los usuarios más expertos.

En definitiva, creo que se trata de un experimento muy interesante, que puede sentar un precedente para Nintendo, Sony y Microsoft a la hora de diseñar sus lejanas nuevas máquinas. Por desgracia, aún son muchas las incógnitas alrededor de las Steam Machines que hay que aclarar, así que por ahora sólo podemos valorar el concepto. Únicamente cuando conozcamos el hardware final con sus especificaciones, precios y rendimiento deberemos juzgar la iniciativa, pero lo cierto es que esta aventura promete. Esperemos que llegue a buen puerto y disfrutemos de una “nueva” plataforma de ocio interactivo.

¿Qué opinas de las Steam Machines? ¿Una propuesta prometedora, o un formato híbrido que no convencerá a los jugadores ni de consola ni de PC?

Archivado en Steam, Steam Controller, Steam Machines, SteamOS, Valve, Videojuegos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion