El LG G Flex resulta ligeramente flexible, no sólo es curvado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cuando los fabricantes hablan de “pantallas flexibles”, solemos traducir la expresión y decir que estamos ante pantallas curvadas. Ya que, aunque el panel pueda doblarse realmente, el aparato suele resultar por completo rígido. Sin embargo, en el caso del terminal de la empresa surcoreana, parece que hubo un malentendido al respecto: su último smartphone, ante una presión considerable sobre su cuerpo, es capaz de adaptarse, por lo que podemos declararlo como un verdadero gadget flexible.

Imagen del LG G Flex mostrando su flexibilidad Ya os hemos hablado de un phablet muy interesante, el reciente LG G Flex: se trata de un aparato de pantalla de seis pulgadas (a una escasa resolución 720p), procesador Qualcomm Snapdragon 800 acompañado de 2 GB de RAM y cámara de 13 megapíxeles. Su batería llega a los 3.500 mAh, y utiliza Android 4.2.2. Pensábamos que la característica más reseñable del dispositivo se trataba de su cubierta trasera con un recubrimiento auto reparable, capaz de recuperarse de pequeños arañazos. Pero realmente hubo un cierto malentendido cuando se mostró al mundo el terminal, y esconde otra capacidad novedosa y llamativa.

Y es que, cuando se dijo que su pantalla era “flexible”, muchos pensamos que significaba que, aunque el panel tuviera esa característica, el cuerpo del aparato quedaría completamente rígido. Pero nos equivocamos, porque el terminal se puede doblar ligeramente sin que eso afecta a su integridad, aunque parece que resulta necesaria bastante presión. Esto se ha revelado en el vídeo que a continuación insertamos, pero que no nos deja del todo tranquilos. Y es que, mientras se manipula el smartphone, da la impresión de que se reinicia o se enciende espontáneamente, lo que da lugar a dudas respecto al uso que podremos hacer realmente del dispositivo.

En cualquier caso, está claro que parte con ventaja frente al Samsung Galaxy Round, su rival más directo, que ofrece mejor resolución pero no es realmente flexible. Aunque la utilidad de una pantalla con los bordes superior e inferior levantados parece un poco limitada frente a una con las zonas laterales elevadas, al menos el aparato de LG apunta a ofrecer una considerable robustez, ya que debería absorber los golpes con facilidad. No cabe duda de que estamos ante tecnología en estado temprano de desarrollo (por ahora no saldrá de Corea del Sur), pero tal vez en unos años disfrutemos de pantallas enrollables.

¿Qué te parece el gadget? ¿Lo ves útil, o crees que su flexibilidad sólo representa un reclamo de marketing?

Archivado en Android, Google, LG, LG G, LG G Flex, Pantallas flexibles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion