Diseñar el mando de Xbox One costó 100 millones de dólares… ¡y pudo emitir olores!

COMPARTIR 0 TWITTEAR

A veces, para darte cuenta de que ya dispones de un producto casi perfecto, tienes que dar un inmenso rodeo y gastar mucho dinero planteando alternativas. Es el caso de Microsoft, que ha realizado una enorme inversión para desarrollar el mando de su consola de próxima generación, y que experimentó con características como las que ofrecen PlayStation 4 o Nintendo Wii U, para concluir que lo ideal resultaba coger el buen trabajo ejecutado con su anterior máquina y pulirlo un poco más para incluirlo en la nueva.

Nuevo mando Xbox One

Ya falta muy poco para el 22 de noviembre, día del lanzamiento de Xbox One, que parte con las ventajas de un catálogo superior y la inclusión de Kinect, pero resulta 100 euros más cara que PlayStation 4 y menos potente gráficamente. Ya os habíamos hablado del mando de la consola, que se basa en el de su antecesora, retocando algunos conceptos y aportando mejoras, pero que no se aparta mucho de lo tradicional. Sin embargo, para llegar a este diseño de corte clásico, en Microsoft tuvieron que dar muchas vueltas y realizar todo tipo de experimentos, que no terminaron por no cuajar.

Y es que los chicos de Redmond gastaron más de 100 millones de dólares en su desarrollo. Parte del dinero se empleó en prototipos exóticos, con una pantalla táctil como la de Nintendo Wii U, un trackpad al estilo de PlayStation 4, una cámara integrada, un altavoz, un proyector o incluso un dispositivo que emitía olores. Además de por el consumo de batería, estas opciones se descartaron por verlas más apropiadas para el público casual. Pero para esos consumidores ya existía Kinect, así que se optó por dejar el mando básicamente como estaba, tras pulir al máximo todos los detalles susceptibles a mejora.

Una porción del presupuesto también se fue en construir numerosos modelos, sólo ligeramente distintos unos de otros, y permitir que los probaran usuarios con todos tipos de manos, para elegir el tamaño y la forma idóneas. Detalles como el botón con el logo de Xbox albergan mucho trabajo detrás, ya que se quería que la luz se viese uniforme, pero sin disparar el consumo energético. En definitiva, el mando pudo haber sido radicalmente distinto al actual, pero Microsoft quiso ir sobre seguro. Viendo las discretas ventas de la Nintendo Wii, tal vez la época de innovar en el control haya pasado por ahora.

¿Qué opinas del tema? ¿Te hubiera gustado un mando que emitiera olores, o crees que lo clásico es lo que funciona mejor?

Archivado en Microsoft, Videojuegos, Xbox One
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • edgar dice:

    pues la cagaron con el control XBOX ya que siendo una consola de 500 pavos todavia ponen un mando que no es recargable a estas alturas del partido eso seria lo minimo que tenian que hacer y mas si invirtieron millones de dolares en el desarrollo del mando y para que se quedaron con esa chorreada de manda que usa baterias que decepcion con la XBOX ONE

  • Alan dice:

    Bueno si hubiera emitido olores, a menos que Microsoft consiga una revolucionaria técnica de cambio de aire, tendría que salir de algún repuesto o algo, es decir, te compras el Call of Duty y te viene con un repuesto a lo Glade para poner en el control, te compras el Battlefield y lo mismo, etc. Claro que siempre pueden hacer explotar el control para que salga olor a fuego.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion