Paul Allen, co fundador de Microsoft, quiere que la empresa abandone Bing y Xbox

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una empresa en bolsa siempre se ve sometida a las presiones de sus inversores que, normalmente, se encuentran interesados en sus propios beneficios económicos inmediatos y no en el futuro a largo plazo de la compañía. Sólo así se pueden entender las declaraciones para que Microsoft se centre en el software y los servicios empresariales (donde más dinero gana) y deje de lado negocios secundarios pero tan relevantes como la fabricación de hardware, es decir, las consolas Xbox, las tablets Microsoft Surface y, en breve, los móviles.

Edificio de Microsoft

Los resultados del pasado tercer trimestre de la empresa del saliente Steve Ballmer fueron buenos, por lo que uno podría pensar que los accionistas deberían encontrarse contentos. Pero muchas veces, su deseo de ganar más les lleva a intentar influir negativamente en el futuro de la compañía. Que se lo digan al fabricante de PC Dell, que decidió salir de bolsa en busca de libertad para acometer las reestructuraciones que necesita. Inversores como el grupo ValueAct (que posee el 1% de Microsoft) o Paul Allen (uno de los fundadores de la multinacional) piensan que en Redmond necesitan reenfocar su modelo actual.

Ya que creen que la empresa debe centrarse en el software y los servicios empresariales. Se trata de su especialidad, y el segmento en el que obtiene mayores beneficios. Todo lo demás tendría que recibir menos atención, y Paul Ghaffari, gestor de las inversiones de Allen, incluso afirma que ciertos negocios deberían separarse de Microsoft o venderse. El hardware parece tratarse de la raíz del problema (aparte del buscador Bing), puesto que Xbox recibió mucho dinero y arrojó pocos beneficios, mientras que las primeras Microsoft Surface representaron un sonado fracaso. Sin embargo, ahora mismo la compañía está centrada en los dispositivos y los servicios, como muestra la adquisición de Nokia.

Puede que esta estrategia aumentase el precio de la acción en el corto plazo (realmente, lo que desea un inversor), pero representaría un suicidio empresarial. Abandonar segmentos resulta más propio de firmas en serios problemas y Microsoft, con sus beneficios, debe luchar por expandirse y enfrentarse a rivales como Google o Apple, que cada vez la dejan más atrás. Por suerte, es dudoso que el nuevo CEO vaya a ceder a estas presiones y cambie la estrategia actual de la marca. Desde luego, no entraría con buen pie si lo hiciera realizando recortes en una compañía con una buena salud financiera.

¿Qué opinas del tema? ¿Realmente crees positivo para Microsoft centrarse en el sector empresarial, o consideras que posee potencial para aspirar a destacar en todos los campos?

Archivado en Bing, Microsoft, Microsoft Surface, Xbox
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs