1080p y 60 fotogramas por segundo, ¿mucho pedir a las nuevas consolas?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Se supone que, tras siete años con las consolas actuales, sus sucesoras iban a hacer del salto gráfico una de sus señas de identidad. Aumentar la calidad visual implica muchos factores, pero uno de los que más se pedían y se prometieron fue lograr que los juegos se ejecutaran nativamente en Full HD y que se movieran a 60 frames por segundo. Sin embargo, parece que la primera hornada de títulos no va a cumplir unánimemente con estos requisitos, lo que nos hace plantearnos lo que nos espera en el futuro.

PlayStation 4 contra Xbox One

Xbox 360 y PlayStation 3 ya son muy antiguas, alcanzan respectivamente los ocho y los siete años. Uno de los aspectos en los que necesitan actualizarse se trata de los gráficos: aunque nunca vayan a estar al nivel de un PC, ya es hora de dar un salto apreciable. Hay muchos aspectos que afectan a la calidad visual, pero se debe empezar por las bases. Es decir, una buena resolución de pantalla y una tasa de refresco de imágenes elevada. La expectativa para esta inminente generación se trataba de alcanzar 1080p y 60 frames por segundo, que permitiría sacar partido a las televisiones actuales y jugar con una buena fluidez.

Sin embargo, parece que los aficionados vamos a sufrir una decepción. Ya hablamos de que Call of Duty: Ghosts se confirmaba a 720p en Xbox One, aunque a 60 fps, y que a Dead Rising 3 le estaba costando alcanzar los 30 fotogramas por segundo. En esa misma consola, Ryse: Son of Rome correrá a 900p y a 30 fps. En el lado positivo, hay que destacar que Forza Motorsport 5 sí que funcionará a una envidiable Full HD y 60 frames por segundo, por lo que la máquina es capaz de ese resultado, aunque no sabemos qué sacrificios implicará obtenerlo.

Mucho se rumoreó respecto a que PlayStation 4 resulta más potente, pero la situación tampoco me parece ideal. Killzone: Shadow Fall funciona a 1080p, y alcanza los 60 fps en el multijugador, pero no en la campaña. Battlefield 4 logrará en general los 60 frames por segundo, pero la resolución se quedará en 900p (aún así superior a los 720p de Xbox One). El retrasado DriveClub irá en Full HD, pero no está claro que los 60 fotogramas por segundo se vayan a conseguir. En general, la primera hornada apunta mejor que la de su rival en lo técnico (no así en calidad global), pero dista de ser perfecta.

No podemos descartar que ambas máquinas alberguen potencia más que suficiente para lo que se les pide, y que sean las prisas de lanzar un juego a tiempo las que impiden sacarles todo el partido. Aunque, la generación pasada, el paso del tiempo hizo más bien que se redujeran las resoluciones de trabajo nativas en vez de que se elevasen. Esperemos que en este caso, el progresivo aumento de la experiencia de los programadores nos favorezca, y en el futuro la norma la representen los títulos que trabajen a 1080p y a 60 frames por segundo constantes.

¿Qué opinas del tema? ¿Les das gran importancia a estas características, o crees que existen otros factores más relevantes a la hora de valorar el aspecto visual de un título?

Archivado en Microsoft, PlayStation 4, Sony, Videojuegos, Xbox One
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion