Se acercan los televisores 8K, analizamos si tienen sentido o son puro marketing

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Televisor 8K

Hace ya años que en las ferias de tecnología se ven enormes pantallas 8K, que no son más que prototipos para demostrar la capacidad tecnológica de los fabricantes. El año pasado Sharp presentó un panel 8K en un evento internacional, pero este año la cosa va más allá: a principios del próximo mes de enero se celebrará en Las Vegas el CES 2015, durante el que LG va a mostrar un televisor de 55 pulgadas con resolución 8K destinado a los consumidores. Por ahora no hay fechas de lanzamiento, pero el hecho de que no se trate de un prototipo experimental deja claro que la idea es que llegue al mercado cuando sea posible.

La verdad, me parece una auténtica locura que se pretenda saltar al 8K cuando la resolución 4K (cuyo nombre correcto es UHD) está en pañales: apenas hay personas con televisores que vayan más allá del 1080p. ¡Y casi no existen contenidos adecuados! Así que vamos a conocer qué es el 8K y las razones por las que no tiene sentido que las marcas apuesten por él.

¿Qué es 8K?

La resolución 8K hace referencia al número de píxeles que muestran estas pantallas. Cuando más píxeles, más nítida se vuelve la imagen. En el caso del 8K la resolución es de 7.680 x 4.320 píxeles, lo que puede decirnos poco viendo sólo con las cifras. Pero hablamos de cuatro veces la resolución 4K, que a su vez es cuatro veces la de un panel 1080p. Es decir, en un panel 8K nos encontramos con 33 millones de píxeles, 16 veces más que en nuestra flamante tele 1080p. De forma gráfica apreciaremos mejor lo enorme que es la cifra:

Gráfico comparativo de 1080p, 4K  y 8K

Pero, si este gigantesco aumento de resolución mejorara la imagen de los televisores, debería ser bien recibido, ¿no? Pues no está claro que podamos distinguir un grado de detalle tan alto, al menos de acuerdo con algunas investigaciones al respecto.

No podemos apreciar el 8K

Aunque no estemos seguros de cuál es, la visión humana tiene un límite. Los trabajos más aceptados respecto a este tema los realizó Hermann Snellen en el siglo XIX, concluyendo que el límite de la visión humana se encuentra en 1 arco minuto, una cifra resultante de dividir en sesenta partes un grado de la circunferencia. En base a lo establecido por la óptica, podemos calcular la distancia idónea para sentarse frente a un televisor. Si nos colocamos más lejos, no estaremos apreciando todos los detalles. La fórmula es esta:

Fórmula distancia óptima

Si hacemos los cálculos, deberíamos sentarnos a 54 centímetros de un televisor 8K de 55 pulgadas si queremos apreciar todo el detalle. Ojo, estaríamos hablando de una impresión visual idéntica a la que Apple llamó “Retina” al lanzar el iPhone 4, una calidad con la que supuestamente no se aprecian los píxeles.

De todas formas, hay estudios que contradicen que 1 arco minuto marque el límite de la capacidad visual humana, pero deberemos guiarnos por lo que ahora se considera como probado. En cualquier caso, la mayoría de las personas se suelen sentar a entre 1,5 metros y 3 metros de un televisor de 55 pulgadas, ¡entre tres y seis veces más de lo supuestamente idóneo para este caso! Si habláramos de televisores más grandes (que llegarán) la resolución 8K cobraría más sentido, pero no todo el mundo quiere una pantalla de 100 pulgadas en su sala de estar. ¡Hay quien cree que 32 pulgadas son lo perfecto!

No tenemos contenido

Ahora mismo, resulta muy difícil encontrar materiales 4K. En formato físico no se venden, y sólo algunos servicios como Netflix empiezan a trabajar con esa resolución. Así que necesitamos una buena conexión a Internet para disfrutarlos. La televisión por aire 4K parece un sueño lejano en este momento, y no creo que las cosas vayan a cambiar en breve.

Televisor enorme

En este contexto en el que los contenidos 4K apenas empiezan a estar disponibles, me parece muy complicado que nadie vaya a apostar por el 8K. Mas que nada porque supondría comprar nuevas cámaras para grabar series y películas, y tendría que haber una demanda fuerte por parte de los consumidores para dar el salto. No creo que ahora mismo nadie sienta presión por ofrecer a sus espectadores vídeo en 8K. Respecto a los videojuegos, esa resolución aún es inalcanzable para las tarjetas gráficas actuales, incluso para las más punteras.

Entonces, ¿no tiene futuro?

¡Alto ahí! El 8K ahora mismo no tiene sentido, pero futuro… no me atrevería a decir tanto. Si las marcas apuestan por el 8K como la nueva tendencia en el sector audiovisual, perfectamente pueden convencer a los consumidores para que compren un televisor de este tipo. Todo depende de los precios. Los primero modelos serán extremadamente caros pero, cuando empiecen a moverse en cifras más razonables, muchas personas pensarán que ¿por qué no gastarme un poco más y comprar un televisor 8K?

Hace poco hablamos del presente y el futuro del efecto 3D sin gafas, y una resolución extremadamente alta es uno de los requisitos para que la tecnología salga adelante. Pero existen otros impedimentos técnicos importantes, y el 3D está pasado de moda, así que no veo claro que los fabricantes de televisores vayan a darle este uso al 8K.

Televisor gigantesco

Es muy probable que el primer televisor 8K en el mercado resulte prohibitibamente caro, y que pasen muchos meses antes de que aparezcan alternativas asequibles. Pero, si se pone de moda el 8K, no me extrañaría que cada vez salieran más modelos, y que mucha gente se saltara el 4K. ¡Ya fueron muchos los que compraron un televisor 1080p sin tener antes uno 720p!

Grande no… ¡enorme!

Lo único que veo interesante del 8K es que posibilitará crear televisores absurdamente grandes. Con ese número de píxeles el límite lo pondrá el tamaño de nuestra sala de estar o el dinero que queramos gastar, nunca que la imagen se pueda pixelar. Algunas estimaciones apuntan a que el 8K se volverá común en el año 2030, pero yo creo que será mucho, mucho antes.

Podría concluir que la resolución 8K es innecesaria por ahora, que en muchas diagonales de pantalla quizá nunca tenga sentido y que vamos a tardar mucho en disponer de contenido de esa calidad. Pero, francamente, creo que eso no impedirá que en dos o tres años haya gente comprando estos televisores en las tiendas. Es probable que sea una mala inversión, pero lo cauto es esperar a ver esos modelos en vivo para asegurar que no nos aportan nada… aunque todo apunta a que, efectivamente, la tecnología 8K no es necesaria y se impondrá por puro marketing.

¿Qué opinas de este tema? ¿Tienes ganas de un televisor nuevo, o crees que con tu modelo 1080p tienes para muchos años?

Archivado en Televisores
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Álvaro Bermúdez dice:

    La clave es que el 4K todavía no se ha estandarizado ni en PC, que es donde los usuarios tienen más libertad y no necesitan servicios o productos en 4K.

    Si la gente usa la cabeza seguramente no veremos el 8K estandarizado, al menos en venta de televisores, hasta dentro de bastantes años, porque como señalas falta mucho para que los que emiten lo hagan en esas resoluciones.

    Pero quien sabe, a fuerza de márketing pueden conseguir que mucha gente tenga un televisor “tocho” aunque lo que vean en la tele esté a 1080p. Somos así.

    Pero volviendo a la clave, dudo mucho que se salten el 4K, todo tiene sus ciclos vitales, y el del 4K todavía está en pañales, así que dudo que usen pronto la poderosa herramienta publicitaria.

    First things first.

    • Miguel Regueira dice:

      No sé qué decirte… igual que 720p y 1080p se consideraban al principio como dos escalones del HD, puede que pase lo mismo ahora: 4K como opción asequible y 8K como “premium”. Yo, después de ver móviles 2K cuyas pantallas se perciben iguales que aquellos con 1080p, ya nada me sorprende.

      • Álvaro Bermúdez dice:

        Claro, por eso te digo que no sé, igual tiran de márketing y caen todos como tontos, pero, veo tan lejos que se estandarice en todos los sectores el 4K… Pensando en rentabilidad me parece más lógico que den la coña con el 4K y el 8K quede, por ahora, y mucho tiempo, para a la que realmente le importa poco tirar el dinero.

        Y sí, lo de los móviles es tremendo.

  • […] Pero ahora LG cuenta con todo lo necesario para triunfar: la gran calidad del OLED, la resolución 4K, paneles curvados y la capacidad para fabricar pantallas de diagonales enormes. Vale, casi nadie se las va a poder permitir pero, cuanto más rápido avance la tecnología en los modelos insignia, más rápido llegará al gran público. Y, desde luego, el OLED puede aumentar mucho la calidad de nuestros televisores. Mejor esta tecnología que el absurdo 8K, que parece que está de camino. […]

  • Carlos hinojosa dice:

    Aun falta mucho primero que el 4k haga lo suyo ya que aun no se tiene material disponible de este. 8k quizá sea puro marketing o no vaya a tener éxito y sea un completo gancho de venta. Solo el tiempo lo dirá y eso si hasta no ver no creer.

  • […] unos meses oímos rumores de que se acercaban los primeros televisores con resolución 8K. Puede parecer algo prematuro, pero no debemos descartar que esta resolución extrema también […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion