El abandono del mercado PC por parte de Sony, una situación incómoda para Microsoft

COMPARTIR TWITTEAR

Imagen de un portátil Sony VAIO

Ayer, después de días de rumores, se confirmó la noticia: Sony se deshará de su división de PC, que venderá entre abril y mayo a un fondo de inversión japonés. A pesar de que disponía de productos muy interesantes, la rentabilidad de estos aparatos se había vuelto reducida. La marca se va a centrar ahora en televisores, en PlayStation 4 y en dispositivos móviles, fundamentalmente smartphones y tablets. Precisamente estos gadgets son los que han causado la decadencia del segmento del ordenador personal, y los que provocaron que la división de Sony dejara de resultar rentable. Pero hay otras empresas afectadas por la tendencia.

Una de ella se trata de Intel, fabricante de los procesadores de la mayoría de los ordenadores, frente a ARM, que destaca en terminales móviles. La empresa de Santa Clara ya está reaccionado, con nuevos chips pensados para el bajo consumo. La otra compañía que se ve muy perjudicada por la decadencia del PC y la pérdida de Sony como socio la encontramos en Microsoft. A pesar de que los japoneses han mostrado interés por Windows Phone, lo único cierto es que la marca va a parar de apoyar Windows 8. No sabemos si presentará alguna de sus tabletas con este sistema operativo, pero dejan de lado portátiles y sobremesas, grandes puntales de la plataforma.

Marcas como Acer ya han demostrado su poca sintonía con Microsoft y los Chromebooks ganan cuota de mercado, al tiempo que Android cada vez se monta en más máquinas. El reinado de Windows se encuentra en peligro, y que Sony se baje del barco quiere decir que hay riesgo de hundimiento. Puede que el sector empresarial esté en manos de la firma de Satya Nadella, pero los consumidores se alejan, y sus socios de hardware pueden hacer lo mismo, sobre todo considerando que Microsoft va a fabricar móviles, aparte de tablets.

¿Cómo de malo es para Microsoft la salida de Sony del mundo del PC? Para mí se trata de un señal inequívoca de que existe un problema, que se deberá intentar remediar con Windows 9. El PC no se va a volver a poner de moda, por lo que Microsoft debe plantearse objetivos realistas: luchar contra el iPad y las tablets Android, e intentar frenar la sangría de ventas de ordenadores tradicionales con versiones de su sistema operativo que atraigan a los usuarios, aplicando un delicado equilibrio entre innovación e ideas clásicas. Se trata de un reto, pero Microsoft no se puede rendir, por muchos compañeros que pierda en el camino.

¿Qué opinas del tema? ¿La salida de Sony del mundo del PC te parece un augurio terrible, o crees que otras marcas pueden ocupar fácilmente su lugar?

    COMPARTIR TWITTEAR

    Ningún comentario

    ¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs