Rumores de Broadwell, ¿Intel prioriza los portátiles frente a los sobremesa?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La marca de Santa Clara lleva tiempo centrándose en dispositivos móviles, ya que portátiles, tablets y smartphones cobran cada vez más importancia, y en estos dos últimos segmentos se encontraba en una posición muy precaria frente a las soluciones ARM. Pero eso no impedía que los ordenadores de sobremesa también se beneficiaran de los últimos avances. Pues bien, se está comentando que los chips Broadwell, con el nuevo proceso de 14 nanómetros, no van a ser lanzados durante 2014 en PC de escritorio.

Logo de Intel en un procesador

Cuando se presentó la cuarta generación de los procesadores Intel Core se hizo muchísimo hincapié en las mejoras de autonomía que ofrecían a los portátiles. Hace poco se dieron a conocer los Intel Atom Z3000 Series para tablets, que usan el moderno proceso de fabricación de 22 nanómetros para permitir más duración de batería. Y cada vez son más los smartphones que optan por la arquitectura x86. Está claro que el gigante de los semiconductores apuesta por la movilidad, pero hasta ahora los ordenadores de sobremesa se iban beneficiando de los avances a un ritmo similar. Pero esto va a cambiar, porque las prioridades ya no son las mismas.

En verano del próximo año saldrá Broadwell, una nueva generación de chips fabricados en unos punteros 14 nanómetros. Pero los rumores apuntan a que sólo llegarán a los portátiles, y que los sobremesa recibirían Haswell+, con la actual tecnología de 22 nanómetros, aunque optimizada. En 2015 ambos sistemas se pondrían a la par y recibirían los Skylake (basados en Broadwell pero con una superior arquitectura). En 2016 volverían a verse diferencias: ordenadores de escritorio con Skylake+ y portátiles con Cannonlake, empleando estos últimos un proceso de fabricación de 10 nanómetros. Ya que la reducción del tamaño de los transistores resulta clave para mejorar la eficiencia energética, por lo que no nos extraña que se reserve para los dispositivos móviles si la capacidad de producción resulta limitada.

Además, mi apuesta es que los procesos de fabricación más avanzados también llegarán antes a tablets y a smartphones que a los sobremesa, dado que Intel tiene que enfrentarse al dominio de las opciones ARM en ese sector, y se trata de un reto complicado. En cualquier caso, debemos reiterar que esta información se basa en una filtración por parte de la web FudZilla, por lo que al final la estrategia de Intel podría revelarse completamente distinta. Aunque no cabe duda de que estamos ante una posibilidad muy creíble.

¿Qué opinas del tema? ¿Ves normal que se prioricen los aparatos que usan baterías sobre los que están enchufados a la red eléctrica a la hora de desarrollar nuevos procesadores?

Archivado en Broadwell, Intel, Procesadores
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion