Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, compra casas de sus vecinos para proteger su intimidad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Parece que al fundador de Facebook no le enseñaron en la escuela eso de que no se le debe hacer a los demás lo que no quiera sufrir uno mismo. Después de crear una red social llena de fallos de seguridad, con unas configuraciones de privacidad incomprensibles, que facilita información a las agencias de seguridad nacionales y que se lucra con nuestros datos… ¡ahora Mark Zuckerberg se preocupa porque su propia privacidad no quede en riesgo! Y para ello está dispuesto a gastar 30 millones de dólares y comprar las casas colindantes a la suya.

Mark Zuckerberg

Podemos calificar a la empresa de Mark Zuckerberg como una de las mayores amenazas a la privacidad en Internet. Es difícil decidir por dónde empezar: se le impuso una considerable multa por emplear los “Me Gusta” de los usuarios para hacer publicidad, no resultan extraños los fallos de seguridad de primer nivel, y la compañía ha recibido dinero de las agencias de inteligencia estadounidenses para participar en un programa de vigilancia sin ningún tipo de garantía judicial. Por si no fuera bastante, pretende lanzar un nuevo buscador social, que pondría al alcance de cualquiera información que en su momento nos parecía adecuado hacer pública, pero que puede que años después no.

Pues bien, al fundador de la empresa no le gusta tanto cuando una amenaza a la privacidad le afecta a él. Supo que alguien pretendía comprar uno de los terrenos colindantes a su casa en Palo Alto (California), para construir una especie de mansión y revenderla publicitándola como una oportunidad de volverse vecino de Mark Zuckerberg. Al afectado no le hizo ninguna gracia, y adquirió las casas de sus cuatro vecinos para evitar la jugada. Pagó bastante más del precio de mercado, porque los propietarios no tenían demasiado interés en abandonar el barrio. Y no se verán obligados a hacerlo, puesto que pagarán un alquiler mensual y no deberán dejar sus hogares.

El coste de las viviendas ascendió a 30 millones de dólares, que no harán mella en la economía del comprador, puesto que su fortuna se calcula que asciende a cerca de 19.000 millones de dólares, fruto de la salida a bolsa de su compañía. Lo que está claro es que el creador de Facebook hace gala de una discutible doble moral, no dudando en recabar todos los datos posibles sobre la identidad de sus usuarios y creando un lucrativo negocio con ello, pero defendiendo su intimidad cuando la ve peligrar en lo más mínimo.

¿Qué opinas del tema? ¿Ves como yo una contradicción moral en la actuación de Zuckerberg, o tú harías lo mismo en su caso?

Archivado en Facebook, Mark Zuckerberg, Privacidad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion