¿Debe Microsoft incentivar que Windows Phone sea una plataforma multifabricante?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung ATIV S

Cuando se presentó Windows Phone 7, marcas como LG, Samsung o HTC apoyaron tímidamente la aventura. Sin embargo, no debieron quedar muy satisfechas, porque LG abandonó el barco, sus rivales coreanos sólo han lanzado desde entonces el Samsung ATIV S y los taiwaneses tampoco han demostrado demasiado interés. Estas marcas se encuentran centradas en Android, con el que logran hacer dinero, y sólo Nokia ha lanzado terminales interesantes (y abundantes) con el software de Microsoft, ya que se trata de la única opción que la compañía apoya, y se volvió muy pronto su fabricante estrella.

Pero ahora la multinacional finlandesa ha sido adquirida por Microsoft, y se corre el riesgo de que el resto de los socios dejen de lado Windows Phone de forma definitiva. Y eso que la cuota del sistema operativo no para de crecer. Pero competir con el conjunto de Microsoft y Nokia puede resultar duro, o al menos existe ese temor. Los chicos de Redmond, sin embargo, quieren que su ecosistema cuente con varias marcas. Hemos oído rumores de que se hicieron ofertas a firmas como HTC, e incluso que se pagaría a distintas compañías por el apoyo, algo que posteriormente fue desmentido.

Al final, lo único que sabemos con seguridad es que Sony ha declarado tener interés en la plataforma y que Huawei sigue mostrando su apoyo. Algo insuficiente para que se pueda decir que en Windows Phone tenemos alternativas a la hora de elegir un smartphone. ¿Qué puede hacer Microsoft? Lo primero, que Windows Phone 8.1 represente una opción madura e interesante para los consumidores. Y que la licencia sea gratuita, la mejor manera de competir con Android. Por otro lado, parte de los beneficios récord de la empresa podrían invertirse en “incentivar” a socios potenciales. Aún con estas medidas, creo que va a resultar difícil ganar la confianza de terceras marcas, obsesionadas con Android.

Desde luego, se deben tomar medidas adicionales, como potenciar el ecosistema de aplicaciones y los programas propios de Microsoft, pero yo no le encuentro mucho sentido a la aspiración de los chicos de Steve Ballmer de lograr el apoyo de otras firmas, que además considero complicado de obtener a corto plazo. Opino que deberían esforzarse en lanzar buenos terminales gracias a Nokia, y darle la exclusiva de su sistema operativo, al más puro estilo de Apple. No tengo claro que la ambición de contar con socios en esta aventura resulte lógica. Microsoft parece convencida de que sí, pero yo no invertiría nada en este complicado tema, y apostaría por hardware propio con un sistema operativo optimizado.

¿Qué opinas del tema? ¿Te atrae un Windows Phone multifabricante, o no le ves sentido a la idea?

Archivado en Microsoft, Windows Phone, Windows Phone 8.1
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion