La carrera de Steve Ballmer en cuatro fracasos y sus posteriores soluciones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Steve Ballmer

El mítico ejecutivo, que lleva en el cargo desde principios del año 2000, ha marcado una época en la multinacional de Redmond. Sin embargo, ha aparecido en muchas listas de los peores CEO durante este tiempo. No es mi intención poner en duda su trabajo pero, ante la llegada de su sucesor (tras su histriónica despedida), creo interesante valorar algunos momentos clave, que demuestran que su trayectoria se ha caracterizado por sonados errores que luego han sido subsanados, eso sí, con bastante acierto. Estos son los cuatro ejemplos que he escogido:

  • Xbox: aunque las bases de la primera consola de la marca se establecieron en la época de Bill Gates, bajo el mando de su sucesor se transformó en una inversión ruinosa y una consola con pocos juegos y una vida corta. Sin embargo, esa era la idea: Microsoft estaba dispuesta a gastar lo necesario para introducirse en el sector del ocio electrónico, y Xbox 360 luego se volvería muchísimo más exitosa. A pesar de todo, hay rumores de que ciertos inversiones presionan para que se venda esta división.

  • Windows Vista: un sistema operativo muy mal recibido, del que el propio Ballmer se arrepiente. A pesar de que posteriores actualizaciones mejoraron la experiencia, su fama siempre fue pésima, y el largo proceso de desarrollo representa una de las causas por las que que muchos usuarios aún usan Windows XP. Es cierto que Windows 7 solucionó los problemas y resultó exitoso, pero el daño ya estaba hecho.

  • iPhone: cuando apareció el terminal de Apple, los chicos de Redmond apostaban por Windows Mobile, tremendamente inferior. La empresa tardó tres años en tener lista la alternativa de Windows Phone, pero yo creo que no se pondrá a la altura hasta la llegada de la próxima versión 8.1. Una reacción mucho más lenta que la de Google, que opino que debemos considerar el mayor fallo de Ballmer.

  • iPad: de nuevo Apple revolucionó la industria, pero esta vez Microsoft se movió algo más rápido con Windows 8 y, sobre todo, el producto salió al mercado bastante maduro. La verdad es que su cuota de mercado aún resulta pequeña en tablets y no ha sido muy bien recibido en ordenadores convencionales, pero se trata de un propuesta a la que veo un futuro muy prometedor.

Hasta aquí llega el breve repaso a algunos de los momentos claves de Steve Ballmer al frente de la empresa. No hemos mencionado fracasos absolutos como Bing, pero tampoco que la multinacional ha sido muy rentable durante este tiempo. Esperemos que Sataya Nadella sea capaz de mantener a Microsoft relevante en un contexto en el que Google y Apple cada vez se ponen más por delante.

¿Cómo valoras la etapa de Ballmer como CEO de Microsoft? ¿Tiene sus luces y sombras, o no dudas de calificarla como decepcionante?

Archivado en Microsoft, Steve Ballmer, Windows, Windows Phone, Xbox
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion