Televisores 4K, ¿realmente merecen la pena hoy por hoy?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los fabricantes no paran de decirnos que necesitamos televisores más grandes, con mayor resolución y mejores características. Si ahora el estándar es el HD, tras el fracaso comercial (y tecnológico) del 3D, pretenden hacernos creer que vamos encaminados a las televisiones Ultra HD o 4K. ¿Son realmente tan buenos estos dispositivos? ¿Merecen la pena hoy por hoy?

Samsung-Nubeox-Smart tv

En el último CES 2013 el dispositivo estrella fue, por supuesto, la televisión 4K: Panasonic, Sony, Samsung o LG entre otros nos presentaron sus prototipos y modelos… todos con un precio estimado superior a los 20.000 euros por aquel entonces. Ahora podemos encontrar precios más “asequibles” en algunas marcas menores como Seiki que vende un televisor por 1.300 dólares.

Y, cuando acabe el verano, en septiembre, volveremos a ver nuevos televisores 4K (además de otras diversas tecnologías). La marca Hisense ya ha confirmado que presentará hasta cuatro televisores diferentes con esta definición: el 84xT900, de 84 pulgadas y que costará alrededor de 15.000 euros. No sólo dinero debemos tener si queremos uno, sino sitio donde ponerlo, ya que mide 213 centímetros. Por otro lado, también presentará otros modelos de 50, 58 y 65 pulgadas con unos precios más reducidos, pero aun así, demasiado altos: 1.999, 2.999 y 4.999 euros respectivamente.

TV-UltraHD-4K

Pero, lo dicho, si no nos precupara el precio, sí que debería preocuparnos el contenido. Actualmente no existen ni emisiones ni películas en 4K. Ni siquiera “The Amazing Spiderman”, de la propia Sony, ha salido aún en este formato (estaba previsto que lo hiciera en su lanzamiento en Blu-Ray). Por lo tanto ¿para qué queremos tanta calidad de imagen? Eso sí, nuestras fotografías (tomadas cada vez a mayor resolución), sí que podremos admirarlas adecuadamente.

Y aún hay más. Si no hay contenidos, los usuarios no comprarán estos dispositivos. Y si no se amplía el parque de televisores en 4K, las cadenas no crearán contenidos, hasta que no exista una demanda suficiente. Todo parece indicar que volveremos a llegar tarde al Ultra HD, como ya lo hicimos con el HD. Si a esto le sumamos el handicap de las lentas conexiones de las que “disfrutamos” en este país…

Y es que mientras todos los factores (productores de contenido, cadenas emisoras, etc.) no se pongan de acuerdo, mientras no se sincronicen los pasos de todos los elementos, el 4K no llegará realmente al consumidor.

Archivado en 4K, Hisense, LG, Panasonic, Samsung, Sony, TV
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion