Xbox One y PlayStation 4, ¿la última generación de consolas?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ahora que las tan esperadas máquinas de nueva generación están anunciadas y ya conocemos casi todos sus detalles, cabe mirar al mañana y pensar qué vendrá detrás de ellas. ¿Existirán unas hipotéticas PlayStation 5 y Xbox de cuarta generación? Desde aquí pensamos que ya no hay lugar para las máquinas dedicadas, y que el futuro de los videojuegos corre parejo al del vídeo y la música: en unos años disfrutaremos de nuestros títulos favoritos vía streaming, por lo que el aparato que usemos para ello será sencillo y económico.

Mandos de PlayStation 4 y Xbox One

Tanto Sony como Microsoft ha revelado sus apuestas para la generación que se nos vienen encima, que básicamente se basan en mejores gráficos y redes sociales por parte de la multinacional japonesa, y por el lado de los chicos de Redmond un uso intensivo de Kinect y el empleo de su máquina como centro de entretenimiento doméstico. No sería nada raro que esta nueva generación durase siete años al igual que la anterior, por lo que estamos ante un plazo largo de tiempo antes de que lleguen las sucesoras. Y nuestra apuesta personal es que no van a presentarse como consolas, sino como “servicios en la nube”.

El pionero de los videojuegos en streaming, OnLive, ha demostrado que resulta técnicamente posible ofrecer entretenimiento interactivo de esta manera. Ha tenido muy poco éxito con su propuesta, y no parece que esto vaya a a cambiar, pero lo importante es que ha demostrado que puede funcionar. La misma Sony compró a sus rivales de Gaikai para ofrecer retrocompatibilidad con máquinas anteriores, lo que muestra que cree en la tecnología, aunque no la vea preparada para hacerla un estándar todavía. Respecto a Microsoft, no ha tenido nada que ver todavía con el juego en la nube, pero sí que sabemos que considera que una consola debería tener acceso siempre a Internet.

Dentro de siete años, el número de líneas de acceso a Internet con fibra hasta el hogar resultará mucho mayor, por lo que permitirá jugar a resoluciones 1080p o incluso 4K, y no ocurrirá sólo en España, sino a nivel mundial, así que la velocidad no representará un impedimento técnico. Pero es que, además, dispositivos como las smart TV o el hipotético iTV seguro que empezarán a utilizar este recurso para poder ofrecer juegos de calidad sin necesidad de realizar costosas inversiones en hardware avanzado. En mi opinión, estamos ante las últimas consolas al estilo tradicional.

El resultado es que, cuando llegue el momento de la próxima generación, resulta más que probable que la apuesta se decante por los videojuegos en streaming, sobre todo porque hay compañías que ya están preparando servidores más avanzados y especializados. Seguramente los nuevas aparatos de juego sean unos pequeños dispositivos baratos y muy sencillos, simples receptores de la señal de vídeo, o incluso puede que se integran en próximos televisores. Eso sí, seguiremos necesitando mandos y accesorios de control por movimiento unificados y de la mayor calidad posible.

¿Qué opinas del tema? ¿Estás de acuerdo conmigo, o crees que la tecnología no avanzará lo suficientemente rápido para lo que propongo?

Archivado en Consolas, Microsoft, PlayStation 4, Sony, Videojuegos, Videojuegos en streaming, Xbox One
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion