Licencias gratis de Windows Phone y Windows RT para fabricantes, ¿tiene sentido?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Edificio de Microsoft

Una de las fuentes de ingresos tradicionales de Microsoft la han representado las licencias de sus sistemas operativos. Aunque las podemos comprar sueltas, lo normal es que sea el fabricante del ordenador el que pague por incluir una versión de Windows. Pero el panorama se está complicando en este aspecto, con Google prácticamente regalando Android (que cada vez se integra en más dispositivos) y Apple siempre utilizando su propio software. Esto no significa que el modelo de los chicos de Redmond ya no funcione, pero en tablets y smartphones se encuentra en una posición complicada debido a sus rivales, y eso exige cambios.

Ayer leímos rumores de que la multinacional de Steve Ballmer se podría estar planteando regalar a las marcas licencias de Windows Phone y de Windows RT, en el contexto de la política del futuro projecto Threshold. Si echamos la vista atrás, recordaremos que ya se comentó que Microsoft pudo valorar ofrecer licencias gratis de Windows Phone a HTC, permitiendo que combinase ese sistema operativo con Android. Así que está claro que la multinacional tiene mucho interés en promocionar determinadas plataformas, y está dispuesta a hacer grandes esfuerzos al respecto. Se trata de una cuestión de estrategia a largo plazo.

Porque, a día de hoy, nadie quiere Windows Phone. Sólo lo apoya Nokia, que pronto pertenecerá a la propia Microsoft. Exactamente lo mismo pasa con Windows RT, que sólo usan las tablets Microsoft Surface y alguna de Nokia. Lo que la empresa se está planteando regalar no posee ningún valor, y nadie está dispuesto a pagar por este software, así que darlo sin coste puede representar la única oportunidad de que obtenga éxito. Además, está claro que el giro que la multinacional pretende ejecutar hacia los dispositivos y los servicios está motivado porque sabe que hay riesgos en su modelo de negocio actual, y quiere evitarlos.

En definitiva, puede parecer que la maniobra que se ha filtrado resulta sorprendente, pero se trata de un movimiento bastante lógico. No parece que haya otra manera de conseguir que los fabricantes utilicen estos dos sistemas operativos (a pesar de la notable cuota de mercado de Windows Phone). Los tiempos están cambiando, y Microsoft ya se ha quedado bastante atrás frente a Apple y Google. No puede permitirse ser conservadora mientras va perdiendo relevancia, y este tipo de medidas valientes representan una posibilidad de volver al liderazgo. Aunque claro, de todo esto que hemos comentado, también tendrá que opinar el nuevo CEO de la compañía.

¿Qué opinas del tema? ¿Crees que se tratan de medidas desesperadas de una firma en problemas, o la única manera de adaptarse al entorno actual?

Archivado en Microsoft, Threshold, Windows, Windows Phone, Windows RT
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion