4K, ¿un avance necesario, o una excusa para vendernos nuevos televisores?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

LG 105UB9, televisión 4K curvada de 105 pulgadas y en formato 21:9

La mayoría de las marcas dejan ya de lado las estrategias de obsolescencia programada en las que los productos paran de funcionar tras un tiempo, pues pueden generar un considerable escándalo si son descubiertas. Aunque se siguen dando con frecuencia tácticas reprobables como no realizar actualizaciones de software, a día de hoy se utiliza un sistema bastante más sutil, que consiste en dosificar en las distintas versiones de un dispositivo las aportaciones, de manera que siempre haya una prestación reciente que nos haga desear adquirir un nuevo gadget. Un concepto que Apple aplica con gran éxito, y en el que el avance tecnológico juega a favor.

Pero a veces no se dispone de novedades que ofrecer, y llega el momento de “inventarse” necesidades para los consumidores. En el campo de los televisores, el efecto 3D parece no haber convencido a los usuarios, sobre todo por el requisito de usar gafas, y la tendencia de las recientes smart TV no resulta suficiente para los fabricantes, así que pretenden convencernos de que cambiemos nuestro televisor ofreciéndonos modelos con resolución 4K, que incluyen cuatro veces el número de píxeles de un panel Full HD. Parece que este año arrancará la tecnología, y que surgirán los primeros modelos con un coste razonable.

El problema es que, por ahora, el contenido en este formato parece que será escaso. Netflix y Amazon ofrecerán series a esta resolución, pero en nuestro país no tenemos muchas opciones. Por otro lado, las nuevas consolas no alcanzan ni el 1080p a un buen ritmo de fotogramas, así que deberíamos adquirir un PC muy puntero para jugar en Ultra HD. Además, los 3.840 x 2.160 píxeles de este sistema se vuelven excesivos para los televisores de tamaño “normal” que se ven en los salones a día de hoy, por lo que sólo podrán interesar a los que aspiren a diagonales desmesuradas.

Así que yo lo veo claro: mejor aguantar unos años más con los modelos 1080p, y dar el salto cuando exista más contenido 4K, los paneles OLED se hayan vuelto comunes y surjan avances en los todavía prematuros sistemas operativo para televisores. Las distintas marcas nos harán ver que el futuro ya ha llegado y que nos estamos quedando atrás, pero creo que no es el momento adecuado para comprar, ni siquiera un modelo económico. Al final, los que esperan a que una tecnología se asiente para hacerse con ella son los que mejor adquisición realizan, aunque este comportamiento le resulte duro a cualquier geek.

¿Qué opinas del tema? ¿Estás ansioso por hacerte con un televisor 4K, o prefieres tomarte el tema con calma?

Archivado en 4K, Obsolescencia programada, Televisores, Ultra HD
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion